San Juan Pan de Arriba

Posted in San Diego de la Unión


Perteneció desde 1860, a Don Franco Obregón Pérez, quien hizo varias construcciones importantes en la hacienda de su esposa, Doña Mariana Zarate, entre ellas, la presa de San Franco. Heredó la propiedad a Don Lauro, quien se casó con Doña María Santacilia Juárez, (descendiente de Benito Juárez). Se localiza en la comunidad de San Juan Pan de Arriba, a cinco kilómetros de la cabecera municipal.

Tuvo una extensión de 19 mil 285 hectáreas. La fachada está hecha de adobe y calicanto al estilo español; tiene once habitaciones; un comedor; una cocina; una terraza; una sala; una cava y una taberna. La hacienda estuvo dedicada a la agricultura y ganadería siendo una de las más grandes de su época; después fue fabrica mezcalera, pero su principal actividad fue la criaza de toros de lidia, al grado de que aquí se construyo el primer laboratorio de inseminación artificial de reses bravas.

Es un casco de hacienda de tipo mixto, cuenta con edificaciones principales y están encadenadas pero también tiene algunos edificios aislados del mismo.
Los edificios principales que inmediatamente se ven que están agrupados en un conjunto son la casa principal o grande, un corral o caballerizas, edificios administrativos y la troje. Los que están aislado es la capilla, hay un edificio de tipo administrativo o tal vez de habitaciones de los empleados de confianza el cual esta separado y frente a la casa grande.

Esta hacienda manejaba grandes cantidades de granos y elaboraban pan en gran cantidad. Contaba con una extensión de 19,285 hectáreas. También se dedicaba a la ganadería y fue una de las más grandes en su época. El primer edificio que se puede apreciar al entrar al casco, fue la bodega o tienda de raya o la oficina administrativa, la cual estaba unida a la casa principal y contaba con una rampa que al parecer era por donde entraban las carretera, en la parte posterior del marco de cantera de la puerta, aun se conservan un logotipo o marca de ganadería. A un costado de esta puerta aun se puede apreciar un
canal de aguas pluviales en buenas condiciones.

A.C. “Haciendas: Patrimonio arquitectónico y Cultural de México” Restaurando su historia.

Después de esta parte del edificio sigue una construcción como para el ganado ya que esta completamente cerrado y hay una serie de vestigios como que tuvo techos para caballos o ganado. A esta parte se entra por un pasillo amplio con un arco muy bien conservado, construido con adobe y tabique, el cual conduce a una zona muy amplia en donde inmediatamente se pueden apreciar unos contrafuerte que daban soporte a las paredes de esa construcción y una serie de canales para el manejo del agua tal vez para las caballerizas o potreros. Al final de este espacio se puede apreciar la parte posterior de la troje con que cuenta este casco de hacienda, la cual también esta encadenada a estos dos edificios principales y también se aprecia parte de la barda perimetral que los une.

La troje principal cuenta con tres naves y una serie de columnas y arcos monumentales. Aun conserva en buen estado el piso de piedra original de esta construcción. Los techos son muy elevados y es muy oscura ya que solo cuenta con una entrada de luz y esta una puerta tapiada. En una de las paredes del acceso lateral de la troje cuenta aun con restos de la pintura original en un color rojo. Por la parte de adelante se aprecia, un letrero con la leyenda fe, esperanza y caridad. Existe una era una construcción circular frente de la entrada principal de la troje. En el primero era donde se recibía el grano en las caretas y en el segundo se desgranaba y empacaba o seleccionaba y después para introducirlo a la troje.

La casa grande esta en buen estado de conservación y cuenta con el típico zaguán de entrada con sus bancas de ladrillo, un jardín muy bien cuidado, un patio arcado y fuente central. Amplios corredores con sus paredes pintadas de blanco al igual que el resto de la fachada de la casa. Cuenta con varios ventanales en forma curva en una de sus esquinas en la cual esta un torreón en buenas condiciones. También puede apreciarse por un costado de la casa otros ventanales y un camino empedrado.

La construcción que esta separada de la casa grande tiene una entrada por un costado y no de frente a la entrada de la casa principal. Tiene unas ventanas muy grandes y es de dos pisos.

Después de este edificio sigue una serie de cuartos que se unen a la capilla de la hacienda, la cual queda cerca de la entrada principal al casco pero muy retirada de la entrada principal de la casa grande, esta se encuentra en buenas condiciones. Entre la troje y la casa grande, se aprecia un oreadero, el cual tiene una escalera pequeña de piedra muy bien conservada aun, esta plataforma tiene una altura aproximada de metro y medio, al parecer, se utilizaba como secador de chiles, tiene piso de ladrillo en su mayor parte bien conservado y hay una caja grande de metal la cual posiblemente se utilizo en el proceso del secado de chiles.

Lo que ahora ofrece la fabrica de la ex hacienda de San Juan, son diversos tipos de moles con calidad gourment, como el rojo almendrado, el pipian verde, blanco almendrado o mole de nova y el negro estilo Oaxaca, los cuales exporta. También producen mermelada con una variedad de fruto de cactus, conocida popular mente como borrachita y que tiene un sabor muy cercano al kiwi australiano.