Tipología y Morfología de las Haciendas

Es la distribución que dieran en las haciendas del espacio en la que fue construida. La morfología es la ocupación que dieron a cada espacio construido. “Básicamente, se presentan tres tipos de Haciendas, en función de la disposición de los edificios que las forman:

a) Haciendas cuyos edificios forman una unidad, es decir, que están integrados entre sí. Generalmente agrupados en torno a un patio, al que daban la casa principal, así como las áreas administrativas, las trojes y tinacales. Por lo usual, incluían una capilla, con acceso directo desde el patio. Las casas de los trabajadores, se situaban fuera de este núcleo principal.

b) Haciendas conformadas por edificios dispersos. Era frecuente que el área ocupada por los mismos se delimitara mediante una tapia perimetral, en la que se abría un portón con zaguán, para controlar las entradas y salidas. Al conjunto, se le denomina casco de la hacienda.

c) Haciendas mixtas. Es decir, que poseen un conjunto agrupado de construcciones principales y, a la vez, edificios aislados del mismo.

Las Haciendas mexicanas, suelen disponer de una Casa Señorial, llamada usualmente "Casco", dispuesta en forma de cuadro, L o U, alrededor del patio; muy a menudo, estos cascos o viviendas señoriales son edificios arquitectónicamente muy relevantes, de buen tamaño, normalmente con dos plantas y cuidada ornamentación, incluyendo jardines y otros elementos vinculados al lujo.

A.C. “Haciendas: Patrimonio arquitectónico y Cultural de México” Restaurando su historia. Disponen también de otras edificaciones auxiliares: Las calpanerías (el equivalente a las casas de gañanes andaluzas); las trojes o almacenes de grano y semillas; las eras, situadas usualmente junto a la troje, normalmente delimitadas por un murete; los macheros (para los animales de tiro) y establos (para las vacas), en forma de cobertizo que daba a un patio secundario; los tinacales, edificios destinados a la producción de pulque; además de los edificios administrativos y la ya citada capilla. Estas haciendas, particularmente las de tipo ganadero, por su extensión, contaban con determinado número de ranchos, pueblos o estancias, donde los vaqueros podían pernoctar debido a que el trabajo de cuidado del ganado (que podía llegar a tener miles de cabezas), que requería la presencia del caporal y sus vaqueros en las llanuras de la propiedad durante varias jornadas.”

(REVISAR) La tipología, es el estudio que se realiza de acuerdo a la actividad que cada hacienda realizaba. En el estado de Guanajuato se desarrollaron haciendas agrícolas, ganaderas y de beneficio. Las haciendas agrícolas podían ser de granos, chiles, añil o mezcaleras; las ganaderas eran de toros de lidia, vacas y mulas y las de beneficio de plata, cobre y